¿Cómo Limpiar El Interior De Unas Sandalias?

532 Visitas 80 Gustó

Somos conscientes de que lavar unas alpargatas de esparto de una forma incorrecta podría dejarlas inservibles. Pero no tiene por qué ser un calzado de usar y tirar, sino que una limpieza apropiada con los productos de limpieza adecuados como los que podrás encontrar en nuestra tienda online alargarán su vida útil y se mantendrán en buen estado. Te invitamos a descubrir cómo limpiar correctamente unas sandalias de piel, esparto o goma. ¡Toma nota!

Limpieza y mantenimiento de las sandalias de esparto

Queremos destacar el hecho de que para un buen mantenimiento del calzado de esparto, es de vital importancia mantenerlo alejado del agua. Lavar tus sandalias de esparto en la lavadora sería nefasto, así como también pensar en usarlas en un día de lluvia. Cuando el esparto entra en contacto directo con el agua, este se hincha hasta que acaba por deshacerse. Por ello, mojarlas supondría perderlas de manera irremediable.

Ya sabemos que el calzado confeccionado con esparto requiere de un trato especial. Así pues, veamos cómo alargar la vida de esas sandalias que tanto te gustan para que puedas lucirlas también el verano próximo.

En primer lugar, debemos espolvorear polvos de talco sobre toda la zona interior esparto. Con esto conseguiremos que el talco absorba las manchas. Te recomendamos dejar reposar el talco durante un buen rato para obtener el mejor resultado antimanchas. A continuación, frotalas con un cepillo para eliminar las manchas en su totalidad.

Una vez limpias, te aconsejamos introducir un paño de microfibra en el interior del calzado. De este modo, además de conseguir que alguna mancha residual del interior se termine de absorber, estaremos evitando que cale la humedad cuando limpiemos la suela. Para la limpieza de esta bastará con un poco de jabón y agua, o una mezcla de amoníaco con agua si la suciedad fuera mucha.

Y si deseas evitar las manchas de sudor en futuras ocasiones, creemos firmemente que el desodorante para calzado Pedag Shoe Fresh que encontrarás en nuestra web puede serte de gran utilidad.

¿Cómo limpiar unas sandalias de piel?

Si eres una amante del calzado de piel y en verano no te puedes quitar de encima tus sandalias de piel, te contamos cómo realizar una correcta limpieza para mantenerlas como el primer día.

Este tipo de calzado tampoco es recomendable meterlo en la lavadora y lo más aconsejable es realizar una limpieza a mano. Para eliminar los restos de suciedad de la parte exterior bastará con un trapo húmedo con jabón neutro apto para este tipo de material. Frota suavemente hasta obtener el resultado deseado y, posteriormente, aplica una crema de calzados incolora para hidratar e impermeabilizar el calzado. Nuestro Pedag Natural Protect Eco General resulta ideal para este fin. Pero ¿cómo limpiar las manchas del interior de tus sandalias para dejarlas como nuevas?

En esta época del año en la que nos encanta dar buenos paseos y hacer turismo, nuestras sandalias son las primeras en acusar los efectos. El sudor de nuestros pies hace estropea el calzado e incluso lo cuartea. Por eso, debemos prestar especial atención a la eliminación de este tipo de manchas.

Una vez más, los polvos de talco son el gran aliado para hacer desaparecer las desagradables manchas de sudor. El talco absorbe todo lo posible el sudor que se haya podido acumular en el interior de nuestro calzado, secándolo lo máximo posible. El siguiente paso es quitar los restos de talco con la ayuda de un paño seco. A continuación, humedeceremos un paño con una solución de agua y alcohol a partes iguales y realizaremos pasadas suaves sin presionar.

Un truco para la eliminación del mal olor que provoca el sudor es sustituir el alcohol de la mezcla anterior por vinagre. ¡Funciona! Si el interior de tus sandalias estuviera manchado con restos de grasa y aceite, nada mejor que un buen desengrasante común en cantidades mínimas.

Limpieza de las sandalias de goma

Las sandalias de goma son todo un clásico en verano y su limpieza resulta de aquello más sencillo. A diferencia de las confeccionadas con esparto y piel, puedes lavarlas en la lavadora o, si lo prefieres, a mano con una mezcla de agua jabonosa y un cepillo de cerdas suaves. ¡Quedarán como nuevas!

Y hasta aquí llegan nuestras recomendaciones para la limpieza tanto de sandalias de esparto como de sandalias de piel y sandalias de goma. Esperamos que te sean útiles para poder volver a lucir tus sandalias el verano que viene.

Te recordamos que en nuestra tienda online dispones de una amplia variedad de productos para la limpieza de sandalias y mantenimiento. ¡Te esperamos!

Publicado en: Consejos

Deja un comentario

Inicia sesión para publicar comentarios.

Menú Blog

Últimas entradas del blog